EL CASO ALSASUA Y LA CRISIS DEL PODER JUDICIAL

EL CASO ALSASUA Y LA CRISIS DEL PODER JUDICIAL

 

El caso Alsasua ha puesto de manifiesto que la crisis de poder que sufre la burguesía española contamina absolutamente todas sus esferas, incluyendo la que hasta hace poco parecía intocable, el poder judicial.

El tratamiento judicial que han recibido estas personas, que llevan más de 1.000 días en prisión provisional por una pelea en un bar, y con condenas pendientes de recurso de hasta 7 años y medio, genera un agravio comparativo con el que se dio, por ejemplo, en el caso de la manada o con el de las tarjetas black, como ejemplos de otros casos mediáticos, causando una grave indignación entre el pueblo trabajador, que ha salido en masa a exigir la libertad inmediata de los condenados.

La represión, como arma que utiliza el Estado para mantener el “Statu quo”, implica el uso de todas sus armas contra el pueblo trabajador. Endurecimiento del derecho punitivo contra los intereses populares, corrupción y desigualdad de trato  penal y penitenciario en la esfera judicial, violencia policial, etc Todo forma parte del mismo objetivo, ejercer su dictaruda contra nuestro pueblo y mantenerlo bajo el yugo de su explotación.

 

REPÚBLICA, AUTODETERMINACIÓN Y SOCIALISMO

 

La propuesta política del PCPE representa una forma nueva y superior de organización social. 

¿Que significa esto en lo inmediato?

*Derogación inmediata de las leyes represivas contra el pueblo trabajador.

*Control efectivo del poder judicial por parte de los trabajadores y trabajadoras, transformándolo en un verdadero instrumento para la justicia popular.

*El control de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado para que dejen de ser un instrumento de represión y pasen a ser fuerzas bajo el control democrático del pueblo trabajador.

*Absolución de los represaliados por la lucha sindical y social.

* Amnistía para todos los presos, y presas, políticos

*Depuración de los cuerpos y fuerzas de seguridad, así como del poder judicial, de aquellos elementos corruptos que han actuado de forma intencional y deliberada para favorecer los intereses de lobbys y otros grupos de presión representantes de las clases dominantes.