01 de Julio 2020

[País Valencià] Prohibición de facto de la concentración contra la visita real a Benidorm

El próximo 3 de julio tiene parada en Benidorm, la esperpéntica gira de los reyes por su Reino. Desde el PCPE, nada más conocer la parada y fonda borbónica por la Marina Baixa, comunicamos a la Subdelegación del Gobierno en Alacant una concentración con carácter de urgencia. La respuesta de esta, en vez de velar por los derechos “democráticos de reunión y de libertad de expresión” que es lo que tanto cacarea el “gobierno más progresista” de todos los tiempos, ha sido alegar que, como no se ha cumplido el plazo en la presentación de la comunicación, se prohíbe realizarla.

Así, de facto y con un mero tramité burocrático, queda anulado el derecho a reunión y de libertad de expresión. ¿Alguien duda que estos derechos en el capitalismo son una quimera para el pueblo trabajador?

Denunciamos la visita de la casa real como una operación de maquillado de los Borbones, a la que no se le permite que se vea enfangada por la respuesta popular de los pueblos y ciudades por donde su hedor transcurra. Para ello no dudan en hacerlas de espaldas al pueblo, el único y verdadero soberano, y tampoco en asegurarse un público fiel en las visitas, y ya solo les falta que regalen bocadillo y una banderita, como en tiempos de la dictadura fascista lo hacían a la hora de los desfiles militares y visitas del tirano Franco.

Simplemente es dictatorial alegar por parte de la Subdelegación del gobierno que no hay motivo de emergencia, y es una muestra más de los estrechos límites de las formalidades burguesas en tiempos de crisis.

El rey Felipe VI aprovechó hipócritamente el confinamiento para tratar de lavar su desprestigiada imagen, anunciando que pensaba renunciar a una mínima parte de la herencia del delincuente de su padre, el Borbón emérito. Pensó, lo hago ahora que no pueden salir a manifestarse, y resulta que el gobierno de coalición PSOE/UP, sigue con la misma táctica para acallar las voces de un pueblo que exige justicia y reparación, también ante la injustificable fortuna de cerca de 2.000 millones de euros que se le calculan al heredero de Franco, el Borbón conocido por el apodo de Juan Carlos I.

Desde el PCPE llamamos a luchar por la República Socialista de Carácter Confederal y a poner fin definitivamente a la monarquía.