Imprimir esta página
23 de Abril 2020

[Vega Baja] Posicionamiento del PCPE de la Vega Baja exigiendo la reconversión a Público del área de salud de Torrevieja

Desde 1999 la UTE Ribera Salud está haciendo negocio con la salud de la población de la Comunidad Valenciana mediante una concesión administrativa de los servicios sanitarios tanto hospitalario como ambulatorio. Dicha concesión fue cancelada en 2002 ya que tuvieron 5 millones de euros en pérdidas. 

Ante esta situación buscaron unas mejores condiciones, porque recordamos que su objetivo no es dar la mejor atención sanitaria a la población, sino que extraigan beneficios, por lo que cuando aumenta el precio de habitante/año (en 1999 pagaban 225 euros por habitante/año, en 2002 379e y a día de hoy 777e) se vuelven a presentar al concurso y lo ganan otra vez por lo que en 2003 acuerdan un plazo de 15 años; finalizando la concesión del siguiente modo: 2021 Torrevieja y Denia, 2024 Manises y 2025 Elche.

Tenemos en nuestra comunidad una empresa que en 2015 ya generaba 13 millones de euros de beneficio por la gestión de salud de 700 mil valencianos (más análisis clínicos de 1,2 madrileños y 2 hospitales en Perú). ¿Cómo llegan a ese beneficio? 

  • Ventajosas condiciones de entrada en el valor habitante/año
  • No asumiendo costes de farmacia ambulatoria prótesis, oxigenoterapia, transporte sanitario y salud pública
  • Unas peores condiciones para los y las trabajadoras que contratan con respecto a la sanidad pública
  • Subcontratando una cantidad muy importante de su actividad
  • Derivando patologías más costosas a la red pública 

En 2017 Ribera Salud obtiene 20 millones de euros de beneficio, en 2019 Centene (dueña de Ribera Salud) obtiene un 24% más de ingresos. Tienen un negocio a nuestra costa que se sustenta también en el desvío de beneficios millonarios de los hospitales públicos que controla a espaldas de la Administración. Esto lo hacen mediante una empresa intermedia donde facturaron comisiones confidenciales a distintos laboratorios, esto son 10,6 millones de euros en 6 años sin que la Generalitat lo sepa.

En 2018 el Hospital de Denia con 3 millones de euros en pérdidas  y por el que el Gobierno Valenciano ha pagado 2 mil millones en 15 años a la compañía por la gestión del hospital ha pasado a ser público. Durante este tiempo en el que ha pasado a ser público no han parado de decir a los trabajadores de los otros hospitales que controlan, que el hospital de Denia siendo público funciona peor, cuando ellos mismos han puesto trabas administrativas, enlentecido procesos burocráticos según los propios trabajadores aunque obviamente Ribera Salud lo desmientan.

Por todo esto, no debemos esperar más tiempo, no podemos esperar a 2021, hemos de luchar por una sanidad pública en Torrevieja. Porque tenemos unos trabajadores y trabajadoras que realizan más horas que en la sanidad pública, un ratio menor de personal por paciente y por tanto una mayor carga asistencial. Lo que empeora los cuidados que recibe la población.

Desde el PCPE y JCPE de la Vega Baja luchamos y lucharemos por una sanidad pública, gratuita y de calidad al servicio del pueblo trabajador nunca al servicio de las empresas. Animamos a la clase obrera y popular a unirse en torno a estas proclamas y manifestarse a favor del fin de la concesión y es que ya en encuestas previas a esta pandemia un 68% (según encuesta Radio Orihuela Cadena Ser) está a favor de que pase a ser público.

Por todo ello tras lo expuesto y la difícil situación que vivimos con esta pandemia veamos la importancia de luchar por una sanidad pública, porque nos va la vida de nuestra comarca en ello.