30 de Mayo 2020

[Madrid] Frente a la represión sufrida por el movimiento popular a favor de la salud pública en Vicálvaro

Ayer en Vicálvaro se dio un nuevo episodio de   represión contra la lucha del pueblo trabajador.

Al igual que se viene repitiendo día tras día durante las últimas semanas, las vecinas y vecinos del madrileño barrio de Vicálvaro salieron a las calles (respetando todas las medidas sanitarias preventivas) para reivindicar una sanidad pública, universal, de calidad y gratuita.

En muchos territorios del Estado y especialmente en la Comunidad de Madrid, el saqueo del sistema público de sanidad para entregarlo a manos privadas ha tenido enormes consecuencias sobre la salud de las personas. El colapso sanitario que estamos sufriendo durante la pandemia es un claro ejemplo de ello.

Pero todo esto no impidió que el Delegado del Gobierno en Madrid, mientras consiente la celebración de caceroladas promovidas por el fascismo, ordenase ayer a decenas de policías que identificasen a las compañeras y compañeros que salieron a las calles de Vicálvaro, entre ellos militantes del PCPE. Repudiamos estos hechos que no nos extrañan, pues vienen de la mano de la misma persona que hace tan solo una semana intentó sin éxito prohibir la concentración que las y los comunistas organizamos en Sol.

No nos van a callar, hoy, mañana y siempre la clase trabajadora seguiremos saliendo a las calles de nuestros barrios, organizados para luchar por nuestros derechos y avanzar en el objetivo del socialismo.

SOLO EL PUEBLO ORGANIZADO SALVA AL PUEBLO

BASTA YA DE REPRESIÓN CONTRA LA CLASE TRABAJADORA

NO PASARÁN