14 de Abril 2016

Ante la detención del alcalde de Granada relacionado con un caso de corrupción.

Una vez más asistimos a lo que últimamente, por desgracia, estamos acostumbrados día si  día también, un nuevo caso de corrupción en el que se ven involucrados cargos públicos, hoy 13 de Abril, ha sido el turno del alcalde de la ciudad de Granada, Torres Hurtado (PP), el cual ha sido detenido (más tarde puesto en libertad con cargos) para ser interrogado sobre un caso de especulación urbanística que afecta a los terrenos en los que ahora mismo se levanta ese monumento al capitalismo que es el centro comercial Serrallo de Granada.

Los pormenores son lo de menos, por supuesto este y los demás casos que inundan desde hace tiempo los telediarios deben ser y son motivo de indignación para los trabajadores y trabajadoras, sobre todo porque se producen en tiempos donde llueve sobre mojado, pero no debemos caer en la trampa de que nos hagan creer que esto es todo, que el problema de la crisis es la corrupción y por tanto la solución son políticos honrados, empresarios honrados y banqueros honrados, ya que por muy honrados que llegaran a ser, siempre estarían en el marco del capitalismo, que por una parte engendra constantemente una parte B corrupta que es inherente y necesaria al sistema, y por otro lado porque la parte A, la legal, es la explotación, la miseria y las calamidades que día tras día venimos sufriendo la clase obrera y sectores populares, y no porque haya más o menos corrupción, sino porque el capitalismo se basa en la explotación de la clase obrera, y cuando con esto no llega se recurre a la  guerra y la muerte, también para la clase obrera.

Por tanto desde el PCPA-PCPE  y los  Colectivos de Jóvenes Comunistas de Granada llamamos a la clase obrera y los sectores populares, a la lucha por su emancipación, por tener un proyecto político desligado de los intereses del capital, que lleve a una ruptura total con el capitalismo, empezando  por sus principales armas que son en el caso de España la UE, el Euro y la OTAN, todo ello enmarcado en un proceso revolucionario que lleve a la clase obrera al poder, para destruir el capitalismo, corrupto y explotador por naturaleza y construir un futuro socialista-comunista.

 

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!