01 de Febrero 2016

La lucha por la readmisión en Cervecería Agamenón en Granada.

Escrito por  Andalucia
Valora este artículo
(0 votos)

El conflicto laboral se desenlaza cuando una jóven trabajadora que constituyó una sección sindical del SAT en el centro de trabajo exigió una normalización de su contrato, que hasta entonces era verbal. La trabajadora exigió al mismo tiempo que se regulase la jornada laboral y que los pagos se hiceran legalmente en tiempo y forma. Hasta aquel el momento una parte del salario se venía pagando “en negro”. A renglón seguido la trabajadora fue objeto de un despido a finales de diciembre.

Las condiciones laborales y las características generales en el sector de la hostelería y el turismo, que en la ciudad de Granada está en niveles beneficios récords,  no son como norma propicias para la defensa colectiva de los derechos obreros. Pero si existe la determinación, el apoyo y la solidaridad suficientes, no sólo se puede sino que se debe hacer frente a tanta explotación, precariedad, fraude y abuso, que son tan característicos de este sector, y la fuente de la ganancia de los explotadores y de la miseria de los trabajadores.


El día 5 de enero la Sección de la Hostelería de la Unión Local del SAT de Granada, con el apoyo de la Asamblea Interprofesional de Granada (donde el PCPE-PCPA participa activamente) organizó una acción con numerosos trabajadores y distintas organización sindicales y políticas por la que todo un colectivo solidario con la defensa de los derechos laborales de la clase trabajadora conformaron un comité “antidespidos” que se encargó, en primer lugar, de hacer saber al empresario de las consecuencias legales y sociales de haber despedido a la trabajadora tan sólo por exigir que se cumplan lo que son derechos básicos. Se les comunicó que la trabajadora no está sola, que cuenta con el apoyo y energías suficientes para tomar todas las medidas de presión y lucha que se consideren oportunas para conseguir la readmisión.


Así se obligó a la empresa a sentarse en la mesa e iniciar un periodo de negociación por el cual se procediera a readmitir a la trabajadora  en su puesto de trabajo con derechos y garantías. Dadas las indignas condiciones que la empresa ofrecía, la lucha sigue su curso por una readmisión con derechos y garantías y prueba de ello la protesta del 29 de Enero, que supone el inicio de una campaña sistemática que tendrá su final el día en que Cervecería Agamenón, readmita a la trabajadora. Porque no hay más opción que la readmsión. Y porque la solidaridad de clase es nuestra mejor arma.

 
¡Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

Visto 1994 veces