14 de Agosto 2015

Resolución sobre la Unidad Obrera y Popular (10º Congreso PCPA-PCPE)

Los terribles efectos de la crisis capitalista sobre las condiciones de vida y trabajo de la mayoría social en Andalucía, ha llevado a muchas personas que hasta el estallido de la crisis no tenían tradición de lucha, a movilizarse y organizarse en distintas expresiones políticas y movimientos sociales, acercándose en muchos casos al movimiento obrero y popular preexistente. Esta situación ha supuesto el refuerzo de movimientos sociales tradicionales, así como la aparición de nuevas organizaciones y movimientos, incluidas organizaciones políticas.

Al calor de esta revitalización del movimiento obrero y popular, surge ante los trabajadores y trabajadoras la evidencia de la máxima “la unión hace la fuerza”, percibiendo amplios sectores que solo mediante la unidad podremos doblegar a quienes nos explotan.

Ante esta clara necesidad de unidad obrera y popular, surgen diversas propuestas de “unidad”, procedentes principalmente de organizaciones políticas que, con matices, vienen a situar la unidad como un problema esencialmente de candidaturas electorales y listas electorales compartidas, con objetivos que no van más allá que una gestión “social” del capitalismo.

Esta visión de la unidad delata que las organizaciones impulsoras, representantes de los intereses de la pequeña burguesía, sitúan como su actividad principal (y casi única) el ámbito de lo institucional, subordinando a ese frente el conjunto de su actuación política. Además, la táctica de estas organizaciones las avoca al pacto con la socialdemocracia clásica.

El PCPA-PCPE está comprometido con la unidad obrera y popular. Pero esta unidad tiene que forjarse fundamentalmente en la lucha por la defensa y conquista de los derechos sociales y laborales de la clase obrera. La unidad de carácter electoralista e interclasista con otras organizaciones, generada al margen del movimiento obrero y popular, solo puede llevar a la clase obrera a posiciones ajenas a sus intereses, y en última instancia a la derrota, incluso en el caso de lograr puntualmente algún rédito electoral.

El PCPA-PCPE concibe la unidad obrera y popular como un proceso de confluencia de la clase obrera con distintos sectores populares agredidos por el capitalismo, actualmente organizados o no, con objeto de parar los pies al enemigo y avanzar en la conquista de nuestros derechos sociales, democráticos y laborales, con el referente último de la transformación revolucionaria de la sociedad. Se trata pues de una unidad que debe ser causa y efecto en la organización de las clases populares, de un aumento de su grado de conciencia y combatividad, de una mayor claridad en los objetivos de transformación social.

Esta fórmula de unidad obrera y popular podrá en el futuro tener o no su reflejo en el ámbito institucional-electoral, pero en caso de darse, nunca lo será como principal frente de lucha o como eje fundamental sobre el que construir una confluencia heterogénea entre organizaciones dispares, para formar listas electorales conjuntas.

El PCPA-PCPE llama a todos los sectores populares a confluir en la lucha contra el capital, forjando una firme alianza entre la clase obrera y el resto de clases populares, que permita superar las divisiones artificiales en nuestras filas y unificar las luchas en un único frente obrero y popular, que nos facilite avanzar con unidad hacia una nueva sociedad sin explotación:
el socialismo-comunismo.

X CONGRESO del PCPA-PCPE